Compartir

El hombre o la máquina: decisión clínica basada en la inteligencia artificial

Sistemas de soporte a la decisión clínica basados en la inteligencia artificial: el hombre o la máquina

Es cada vez más notorio que la inteligencia artificial (IA), aquella inteligencia expresada a través de máquinas con capacidad de razonamiento similar a la del ser humano, se está incorporando a las actividades de las distintas organizaciones, desde aquellas que pertenecen al sector comercial o de la industria, hasta las que ofrecen servicios médicos y sanitarios. La IA tiene el fin de aportar valor a una entidad, ayudar a los profesionales en la toma de decisiones, gestionar datos y generar confianza, entre otros.

En este artículo, queremos compartir información sobre los sistemas de soporte a la decisión clínica basados en la inteligencia artificial, los cuales benefician a la organización, proporcionando soporte y orientación a los profesionales médicos para la toma de decisiones.

La transformación del sistema sanitario con inteligencia artificial

Se estima que, dentro de unos treinta años, uno de cada cuatro individuos de Europa y América del Norte tendrá más de sesenta y cinco años. Esto solo significa una cosa: la etapa longeva aumenta y los sistemas de salud necesitan transformación e innovación para atender necesidades médicas específicas.

En este sentido, la inteligencia artificial juega un papel fundamental, pues tiene la capacidad de transformar la manera en cómo se brinda el servicio médico a los pacientes, pero también de perfeccionar la experiencia de los profesionales de la medicina. La IA está automatizando la atención médica, lo cual permite contribuir a los desafíos actuales en torno al sistema sanitario.

De acuerdo con un informe de 2020 de EIT Health y McKinsey & Company, las áreas más importantes en donde puede permear la IA en el cuidado de la salud son:

  • Cuidado personal y bienestar
  • Diagnóstico y protocolo de intervención
  • Apoyo a las decisiones clínicas
  • Prestación de cuidados
  • Manejo de cuidados crónicos

Los sistemas de soporte a la decisión clínica

Los sistemas de soporte a la decisión clínica (a veces conocidos por sus siglas en inglés, CDSS) son sistemas informáticos que guían la toma de decisiones médicas de los profesionales a cargo. Estos sistemas surgieron a finales de los años 50 como investigaciones académicas, pero fue su capacidad colaborativa la que hizo que se pusieran en marcha en sectores como el financiero y el sanitario. En este último, son la base de los command centers en tiempo real.

Los CDSS tienen características específicas; a continuación mencionamos algunas de ellas y que, en síntesis, todas contribuyen a la toma de decisiones:

  • Facilitación de datos y actividades para el proceso de toma de decisiones.
  • Interacción simple y diseño adecuado para que el usuario pueda acceder a los datos sin complicaciones.
  • Como auxilio, para actuar como soporte y apoyo para la toma de decisiones. Cabe mencionar que esta acción no reemplaza al personal y sus actividades laborales.
  • Repetición de uso para aprovechar el sistema de forma rutinaria.
  • Orientación y enfoque a tareas diversas que permitan el análisis de datos y diseño de alternativas.
  • Identificabilidad, que permite replicar datos y procesos de otros sistemas de soporte.
  • Impacto contundente, exacto y oportuno para determinar las decisiones globales.

Los sistemas de soporte a la decisión clínica permiten que se disminuyan errores médicos y se obtengan mejores resultados clínicos. Para lograrlo, estos sistemas persiguen objetivos concretos, como la respuesta a preguntas, la optimización de los procesos, el monitoreo de las acciones o la focalización de la atención.

El humanismo digital y la salud

Hay que entender que la confianza entre el hombre y la máquina ayudará a consolidar esta nueva tecnología que ya se encuentra funcionando en los sistemas sanitarios. Cabe resaltar que el desarrollo tecnológico ha tomado gran poder en la actualidad, pues hoy en día hablamos de manera cotidiana de conceptos como robótica, realidad aumentada o aprendizaje automatizado.

En este sentido, ¿qué pasa con los humanos? Pudiera parecer que sus habilidades y capacidades fueran absorbidas por las pantallas, pero no es así. Michael Stampfer, director de la Vienna Science and Technology Fund, precisó en una conferencia sobre digitalización que las empresas de tecnología son las responsables de gestionar cómo incorporan los principios, valores e intereses de los humanos en las distintas plataformas digitales y virtuales.

Según Stampfer, en este caso, la mejor apuesta es canalizar los valores humanos hacia el origen del desarrollo tecnológico, con el fin de recrear la actitud humana en las diversas interfaces y dar respuesta a necesidades reales.

Y, si hablamos de necesidades reales, llegamos a la asistencia sanitaria, donde la tecnología necesita ser accesible para cualquier paciente, quitando barreras económicas o sociales. Asimismo, se debe procurar la protección de la información confidencial del paciente y mantener un equilibrio entre las decisiones humanas y las de los algoritmos inteligentes.

La importancia de un ERP/HIS para las decisiones clínicas

Para obtener una mayor eficiencia en la toma de decisiones clínicas, los profesionales de medicina necesitan disponer de un sistema de gestión integrado y digital como los Enterprise Resource Planning (ERP), que además de aportar valor añadido al servicio y atención del paciente, permiten la integración de la información y automatización de los procesos, favoreciendo el entorno interno y externo del sistema sanitario.

A modo de conclusión, podemos apuntar que los sistemas de ayuda a la decisión clínica deben ser una herramienta más al servicio de los profesionales sanitarios, que puede ayudar a generar confianza, dado que el sistema acompaña en la toma de la mejor decisión posible. Estas herramientas deben ser transparentes en su diseño y en el modelo de machine learning, deben también estar validadas de manera científica y con los marcajes pertinentes, y asimismo, deben ser revalidadas cada cierto tiempo en entornos reales de entrenamiento.

Es importante no perder la humanización de la profesión médica y buscar el equilibrio entre el hombre y la máquina. Creemos que estos entornos de IA aún no se han madurado lo suficiente como para tomar decisiones de manera autónoma sin un cierto grado de supervisión humana. Y tú, ¿qué opinas? Deja tu comentario al respecto.